28/02/2016

 EL LEGADO DEL 28F

Conmemoración del referéndum de la autonomía andaluza del 28 de febrero de 1980

 

Soy andaluz y español”.

Con esta frase comenzaba su ponencia el ex presidente de la Junta de Andalucía Rafael Escuredo en el contexto de las jornadas: “28F La fuerza de un pueblo” promovidas por la Cátedra Rafael Escuredo y en colaboración con la Fundación Cajasol los días 18 y 19 de febrero de 2016. El presidente que consiguió que Andalucía recuperara su dignidad con la aprobación del referéndum sobre la iniciativa del proceso autonómico celebrado el 28 de febrero de 1980. “El arranque andaluz se fraguó al calor de la injusticia social”. Continuó en su discurso de apertura de las jornadas, defendiendo los valores, el esfuerzo y el sacrificio de un pueblo que por entonces se encontraba asolado por el analfabetismo, una economía centralista y caciquil, y una pobreza imperante. “No queríamos ser más pero tampoco menos que nadie”. Así explicaba el deseo de una ciudadanía por ser reconocida nacionalmente. Recuerda que ya el 4 de diciembre de 1977 supuso un hito histórico para el pueblo andaluz cuando se sucedieron multitudinarias manifestaciones al grito de: “¡Andalucía libre!” en todas las ciudades andaluzas.

“Tenía que ser por el artículo 151 o nada”. Frente al artículo 143 de la Constitución, ya que determinaba que las cotas de autonomía de la futura comunidad autónoma fueran semejantes a las alcanzadas por el País Vasco, Cataluña y Galicia.

Un país que procedía de una dictadura que en poco tiempo llevó a cabo numerosos cambios a un ritmo vertiginoso: “Ya me gustaría ver a mí a más de uno de hoy tomar medidas como las que tuve que tomar yo en ese momento”. Explicó que se cometieron muchos errores, pero también se consiguieron otras muchas cosas, entre las de conseguir unir a todo un pueblo. “Lo que conseguimos aquel día no nos lo podrán quitar jamás”, recalcó Enrique García Gordillo, ex portavoz del gobierno andaluz de Escuredo.

11 partidos políticos de entonces consiguieron llegar a un acuerdo como era el de reclamar un referéndum legítimo, mientras que hoy en día unos pocos no son capaces ni de formar gobierno, todo un despropósito.

Una pena que tan sólo unos pocos asistentes a las jornadas, entre ellos periodistas ya consagrados y amigos del ex presidente, recordamos aquellos días inolvidables que marcarían el futuro de Andalucía, mientras algún que otro joven periodista contrastaba con la marcada veteranía del resto del público.

Y es que los jóvenes, entre los que me incluyo, ¿sabemos realmente la importancia, el trabajo y el esfuerzo de aquellas protagonistas que creyeron en la fuerza y legitimidad de sus ideas?

El histórico 28F forma parte del patrimonio de todos los andaluces de ese momento y de las generaciones venideras. “Seguimos teniendo muchos retos que afrontar en Andalucía”, palabras de Susana Díaz Pacheco, presidenta de la Junta de Andalucía al cierre de las jornadas. Pero lo que en ese momento se consiguió no lo olvidaremos.

GRACIAS.

COMPARTE

    CC BY-NC-ND 4.0
    El legado del 28F ¡Andalucía libre! by PHOTOCHOA is licensed under a Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial-SinDerivar 4.0 Internacional.